Apuntes sobre la astronomía amateur lunar y planetaria. Nuestras observaciones en “THE LUNAR OBSERVER” de abril de 2017

Nuestra participación en la última edición de la revista especializada en la observación lunar más prestigiosa a nivel mundial: “The Lunar Observer” del mes de abril fue reducida, debida al clima y las persistentes nubes de finales del verano austral. Sin embargo, dijimos presente un mes más, 21 meses seguidos de participación en la revista.

Como siempre, la revista se puede descargar de la web de ALPO:  http://moon.scopesandscapes.com/tlo.pdf y también del siguiente link: https://drive.google.com/file/d/0B-Dhf119f9EwWVd3MTB4cTZQcVE/view?usp=sharing

En la sección “Lunar Topographical Studies” se mencionan las siguientes observaciones (pág.8):

ALBERTO ANUNZIATO—PARANÁ,, ARGENTINA. Drawings of Bessel, Curtius & Sulpicius Gallus.

MAURICE COLLINS – PALMERSTON NORTH, NEW ZEALAND. Digital images of 6 day moon, Aristoteles, Descartes, Maurolycus & Montes Caucasus.

JOHN DUCHEK – St. LOUIS, MISSOURI, USA. Digital images of Posidonius, Rupes Altai &

Theophillus-Catharina.

HOWARD ESKILDSEN – OCALA, FLORIDA, USA. Digital images of waxing crescent moon(2).

RICHARD HILL – TUCSON, ARIZONA, USA. Digital images of Hainzel, Humboldt & Jannsen.

JERRY HUBBELL – LOCUST GROVE, VIRGINIA, USA. Digital images of full & 3rd quarter moon..

MICHAEL SWEETMAN – TUCSON, ARIZONA USA. Digital images of full moon & Gassendi-Mare Humorum.

DAVID TESKE – STARKVILLE, MISSISSIPPI, USA. Drawing of Neper.

STEVE TZIKAS – RESTON, VIRGINIA, USA. Drawing of 1st quarter moon..

Y se publicó el texto sobre “Curtius” que acompañaba nuestro dibujo, traducción e imagen pueden encontrarse en la entrada anterior.

En la Sección “Lunar Geological Change Detection Program” (pág.15) se utiliza una observación visual nuestra de Mons Pico para analizar dos reportes histórico de FLT de 1844 y 2009.

Pero es el extenso trabajo que el Director del Programa de Detección de Cambios geológicos lunares le dedicó en las páginas 16 a 19 a un evento de 1995 en Tycho el que motiva las siguientes reflexiones. Anthony Cook rastrea en la base de datos del Programa 12 imágenes (9 fotografías y 3 dibujos) de Tycho en las mismas condiciones de iluminación del evento histórico, para comprobar si lo que se observó (las sombras eran más grisáceas que negras en el cráter) era normal en esa fase de la lunación. Entre esas doce imágenes hay una nuestra del 20 de diciembre de 2015.

Nos pareció interesante subrayar esa imagen como el paradigma de la observación amateur: obtener una imagen que cumpla con los estándares científicos (datación precisa, reporte de todas las condiciones de observación, realización determinada por una necesidad observacional) que es reportada a una organización mayor que mantiene una base de datos y que permite el acceso a cualquiera que necesite de ella en cualquier momento. En el caso del Programa de Verificación de Reportes Históricos de FLT, la utilidad es comparar la apariencia normal de la superficie lunar con el pretendido evento extraordinario, sabiendo que la Luna cambia su aspecto de acuerdo a la fase de la lunación, la libración e incluso el lugar de la Tierra desde la que se observa. Y cuando se verifica un nuevo Fenómeno Lunar Transitorio, quizás una de esas imágenes coincida con dicha observación.

La llegada de las cámaras CCD y luego de las réflex digitales disparó las posibilidades de los astrónomos amateur, pero tuvo un daño colateral: hirió de gravedad la observación visual. Es sabido que un observador visual puede captar, de acuerdo a las circunstancias, más detalles que muchas imágenes digitales. La observación visual requiere, además, un grado alto de conocimiento del objetivo observado. La astrofotografía prescinde de ese conocimiento. Lamentablemente muchos astrofotógrafos no registran los datos de su observación y la hermosura de la imagen nos hace olvidar todos los datos científicos que se pueden extraer de ella.

Hay otro sesgo observacional: a medida que más conocemos sobre el espacio exterior más tendemos a despreciar la observación lunar y planetaria bajo dos premisas falsas: ya conocemos todo sobre el sistema solar y el observador amateur no puede competir con los datos de las sondas espaciales. Entonces al amateur sólo le quedaría obtener una bonita fotografía para el disfrute de las redes sociales. Sin embargo, la Luna, Marte, Júpiter y Saturno son mundos en cambio, cambios que las sondas sólo captan parcialmente. Nuestras observaciones captan un momento único de la superficie planetaria y son sumamente necesarias. Muchos son los programas de observación amateur que nutren los papers científicos. Ya hemos hablado de los lunares muchas veces. Marte es monitoreado desde la International Society of Mars Observers (ISMO), Júpiter desde el proyecto JUPOS, ALPO tienen una sección para cada planeta del sistema solar, etc.

Afortunadamente los astrofotógrafos de nuestra asociación están siempre dispuestos a colaborar con la investigación científica y sus habilidades artísticas pueden tener un premio extra.

Recordemos, imagen sin reporte con datos a una base de datos, no es más que un poster.

 

Curtius en las sombras

Traducción del texto aparecido en la edición de abril de 2017 de “The Lunar Observer”

 

La observación comenzó a partir de un punto luminoso en la zona del terminador correspondiente al polo sur. A medida que pasaban los minutos y que enfocaba la vista a través del ocular de 9.5 mm, otras zonas iluminadas emergían de las sombras. Pensé que podría ser de interés registrar las zonas iluminadas como indicadores de los puntos más altos en esta colongitud (352.1). Una rápida consulta al Virtual Moon Atlas en mi computadora indicó que el cráter en las sombras era Curtius. Curtius tiene aproximadamente 100 kilómetros de diámetro y se encuentra en una región densamente cubierta de cráteres. La zona más alta de Curtius es la cima de la ladera oeste. La luz solar iba iluminando un área cada vez más extensa de la ladera, pero la cima seguía siendo extremadamente brillante. Los puntos altos de las laderas norte y sur también pueden distinguirse, incluso las sombras en un cráter en la ladera norte. Hacia el este el dibujo incluye las tierras altas que se extienden hasta el cráter vecino, Pentland A.

Name and location of observer: Alberto Anunziato (Paraná, Argentina).

Name of feature: Curtius.

Date and time (UT) of observation: 03-05-2017  00:30 to 01:15.

Size and type of telescope used: 105 mm. Maksutov-Cassegrain (Meade EX 105).

Magnification: 154X

Bürg en el lago de la muerte

“A modo de prolongación de Lacus Somniorum, encontramos el minúsculo Lacus Mortis. Este lago posee las más claras arenas de todos los lagos lunares. Tanto es así que si lo observamos con un telescopio pequeño o con oculares de corto aumento, resulta muy tedioso el localizarlo. Su tonalidad blanquecina impide que se distinga de los montes que lo bordean. Sin embargo, las cadenas de cráteres que se extienden dentro y fuera de él hacen que podamos observar, no sin una gran dosis de paciencia, unos límites definidos. Probablemente, la denominación de “lago de la muerte” se halle fundamentada en lo extremadamente liso de su suelo. No se vislumbra ningún tipo de montículo o irregularidad. Si de un mar líquido se tratase, se asemejaría a un estanque cuyas aguas estuvieran en perfecta calma, sin que ninguna ola lo agitase. El llano perfil de su superficie se ve obstaculizado por un cráter de notables dimensiones llamado Bürg. Este circo pasaría desapercibido si estuviera enclavado en una zona poblada de cráteres, pero al encontrarse en este paisaje semidesértico parece resaltar más de lo que le sería permitido”.

Julio César Monje: “La Luna. Selenografía para telescopios de aficionados.”. Página 95.

“Bürg es un cráter joven con bordes afilados del período copernicano, 39 km de diámetro, 2200 m de profundidad. Se encuentra dentro de Lacus Mortis (Lago de la Muerte) cuyo predecesor es un cráter mucho más grande. Bürg tiene un gran pico central y paredes en terrazas con hendiduras profundas. Sus eyecciones se derraman parcialmente en dos cordilleras que se dirigen hacia el norte y hacia el sur desde la zona de impacto”.

 

Alan Chu: “Photographic Moon Book”. Página 83.

Lacus Mortis, una de las partes más extrañas de la Luna, se encuentra a 125 kms., justo al este de Eudoxo. Lacus Mortis es el remanente de un gran cráter inundado de 150 kms. de diámetro. Su pared occidental hace una bahía clara en las tierras altas, y esto se extiende en estrechas colinas que marcan el borde original del cráter antiguo en el norte y el sur. El anillo está roto por flujos de lava hacia el este, pero se puede ver una línea de colinas sobresaliendo por encima de la llanura al este. Un imponente cráter, Bürg (40 km), se encuentra fuera de centro en Lacus Mortis y se asiente sobre una cuña triangular de tierras altas que puede ser la elevación central original de Lacus Mortis”.

Peter Greggo: “The moon and how to observe it”. Página 137.

Observadores lunares de la LIADA en “THE LUNAR OBSERVER” de marzo 2017.

Los 20 meses seguidos de observaciones lunares vienen con un regalo. En la tapa de la revista de la Lunar Section de la ALPO (Association of Lunar and Planetary Observers) apareció un dibujo observacional, con el correspondiente texto, de un observador de la LIADA. Imagen y texto ya han sido publicados en una entrada anterior. La revista se puede descargar de la web de ALPO:  http://alpo-astronomy.org /y también del siguiente link:

https://drive.google.com/file/d/0B-Dhf119f9EwUlVRbVMxUzB3Zkk/view?usp=sharing

 

En la sección “Focus On” se incluyó una observación de diciembre de “Rupes Recta” (el accidente lunar elegido) de Francisco Alsina Cardinalli del 9-12-2016 (página 8):

En la sección “Recent topographical observations”, página 16, se incluyen las siguientes observaciones:

OBSERVATIONS RECEIVED

JAY ALBERT – LAKE WORTH, FLORIDA, USA. Digital images of Alphonsus-Walther, Ptolemaus-Pitatus & Straight Wall.

ALBERTO ANUNZIATO—PARANÁ,, ARGENTINA. Drawing of Mons Hadley.

HOWARD ESKILDSEN – OCALA, FLORIDA, USA. Digital images of Archimedes-Autolychus, Hyginus-Triesnecker, Montes Appeninus, Palus Epidemiarum, Plato, Sinus Iridum & Thales rays..

MARCELO GUNDLACH – COCHABAMBA, BOLIVIA. Digital images of Apennine Mountains-Palus Putredinus(3), Gassendi, Pythagoras & Schickard.

DESIREÈ GODOY – ORO VERDE, ARGENTINA. Digital images of Anaxagorus(2) & Plato(6).

RICHARD HILL – TUCSON, ARIZONA, USA. Digital images of Bullialdus, Clavius, Hyginus, Moretus & Rupes Recta(4).

JERRY HUBBELL – LOCUST GROVE, VIRGINIA, USA. Digital image of eastern Moon.

ALBERTO MARTOS, NIEVES del RÍO, JOSÉ CASTILLO, & ANTONIO NOYA – MADRID, SPAIN. Digital images of Rupes Recta (6). Drawing of Rupes Recta.

MICHAEL SWEETMAN – TUCSON, ARIZONA USA. Digital images of Montes Apenninus, Clavius & Rupes Recta.

DAVID TESKE – STARKVILLE, MISSISSIPPI, USA. Digital images of Rupes Recta(3).

En la página 18 se publica una imagen y un texto de Marcelo Gundlach de Cochabamba, Bolivia:

MAUROLYCUS– Marcelo Gundlach, Cochabamba, Bolivia. February 3, 2017 00:57 UT. Seeing 9/10, transparency 6/6. 150mm f/8 refractor, Canon Power Shot A-620. V-block filter.

“Observamos una zona brillante en la región de Maurolicus, mi viejo amigo. La zona brillante aparece difusa en aperturas pequeñas, por lo que se puede confundir con una FLT. Con aperturas más grandes se puede ver un pequeño cráter en la ladera”.

En la página 21 se incluyen nuestros aportes a la Sección “Lunar Geological Change Detection Program”:

Observations for January were received from the following observers: Jay Albert (Lake Worth, FL, USA – ALPO) observed: Alphonsus, Aristarchus, Atlas, Censorinus, Eimmart, Menelaus, Mons Pico, Plato, Promontorium Laplace, Purbach, Swift and several lunar features. Alberto Anunziato (Argentina – AEA) observed: Alphonsus, Aristarchus, Bessel, Mons Pico, Montes Apenninus, Plato, Proclus, Purbach, Sulpicius Gallus, and several lunar features. Maurice Collins (New Zealand – ALPO) observed Albateginius, Autolycus, Cassini, Heraclitus, Hipparchus, Janssen, Lacus Mortis, Manilius, Mare Tranquilitatis, Plato, Plinius, Posidonius, Proclus, Stoffler, Theophilus, Triesnecker, Vallis Alpes, W. Bond, Werner, and several lunar features. Marie Cook (BAA – Mundesley, UK) observed Plato, Torricelli B, and several lunar features. Pasquale D’Ambrosio (Italy – UAI) observed Descartes. Valerio Fontani (Italy – UAI) observed Archimedes. Brian Halls (UK – BAA) observed Picard. Rik Hill (Tucson, AZ – ALPO/BAA) observed Clavius, Eratosthenes, Moretus, Rima Hadley, and Tycho. Franco Taccogna (Italy – UAI) observed earthshine, Mare Crisium, and several lunar features. Aldo Tonon (Itlay – UAI) observed Alphonsus. Ivor Walton (UK – CADSAS) observed Promontorium Agarum and several lunar features.

Eclipse Lunar Penumbral del 10 de Febrero de 2017 desde Popayán (Colombia)

El habitual colaborador de nuestra sección Jairo Andrés Chavez Estupiñan (Director – Astro-Camping, Coord. Zona Sur-Fundacion Coheteria C 3) cubrió desde su ciudad el eclipse lunar penumbral del 10 de febrero pasado, entre las 18,30 y las 21,00 horas locales.

Nos enorgullece compartir estas espectaculares imágenes:

 

INSTRUMENTOS UTILIZADOS

 

TELESCOPIO………………………………KONUS MOTOR 500

OCULAR……………………………………..PLOSS 10mm

CAMARA…………………………………….HUAWEI Y360

ISO………………………………………………200

AJUSTE DE IMAGEN………………….-3

 

Las sombras de Hadley

La siguiente es una traducción del texto que acompañó este bosquejó en la tapa de la edición de marzo de 2017 de “The Lunar Observer”:

 

La revisión de la zona de la cadena de los Apeninos del terminador, no hay observador lunar que se prive de ese placer, de las primeras horas del 4 de febrero me llevó a un descubrimiento personal. Por primera vez pude observar el sublime paisaje de la sombra de Mons Hadley Delta prolongándose sobre Palus Putredinis, la llanura volcánica adyacente al Mare Imbrium. Parecía la fría sombra de un castillo de leyenda. Los observadores lunares tenemos el privilegio de poder captar detalles tan maravillosos de la superficie de un mundo que no es el nuestro. Realicé un sketch con la intención de poder luego identificar las zonas iluminadas en ese reino de sombras con la ayuda de un atlas lunar. La luz oblicua del Sol (colongitud 359.1) ilumina los picos más altos de los Apeninos occidentales (los dos puntos brillantes en la base de la aguja que forma la sombra de Mons Hadley Delta) que limitan el estrecho por el que la lava de Palus Putredinis ingresó en la zona conocida como Rima Hadley. Desconozco los nombres de los dos cráteres gemelos ubicados en Palus Putredinis, que se veían pequeños pero nítidos. En la parte superior del sketch aparecen dos manchas brillantes en las sombras, que coinciden con zonas altas de la cordillera de los Apeninos. Las sombras de Mons Hadley y Mons Hadley Delta hacen desaparecer casi por completo el valle visitado por los astronautas del Apollo XV. De Mons Hadley Delta solo emerge de las sombras la cumbre, en la parte inferior del dibujo. Las sombras cubren la ladera oeste de Mons Hadley, mientras que la ladera este (más alta) muestra notables claroscuros por la incidencia de la luz solar sobre las distintas capas de rocas. El comandante del Apollo XV David Scott “fotografió y describió conjunto de estrías que se entrecruzaban en todas las cuestas de la montaña y comentó que Mount Hadley era la montaña mejor organizada que había visto” (lo cuenta Don E. Willhelms en “To a rocky Moon.  A geologist’s history of the lunar exploration”). La zona central de Mons Hadley (que se eleva a 4.6 kms.) es sin duda la zona más brillante.

Name and location of observer: Alberto Anunziato (Paraná, Argentina).

Name of feature: Mons Hadley.

Date and time (UT) of observation: 02-04-2016  00.30 to 01.10.

Size and type of telescope used: 105 mm. Maksutov-Cassegrain (Meade ETX 105).

Magnification: 154 X

El mar de los vapores

mare-vaporum-21-13-50

Mare Vaporum es uno de los mares menos conocidos de la Luna. En esta imagen vemos una variedad interesante de características superficiales y geológicas de la Luna.

Mare Vaporum es una llanura de lava oscura de 230 kilómetros de diámetro asentada sobre un antiguo cráter de impacto. Las montañas que vemos a la izquierda de la imagen, ocultas por las sombras del Terminador, son los Montes Apeninos.

Ya dentro del Mare Vaporum, a la izquierda, vemos una serie de arrugas producidas en el mar de lava, cuyo nombre técnico es el de “dorsum” (“plural “dorsa”). Son colinas bajas y alargadas de pocas decenas de metros de altura que se produjeron por compresión de la lava acumulada y el colpaso parcial de la cuenca del antiguo impacto asteroidal que al ser rellenada por la lava que surgió del interior de la Luna formó el Mar.

Además de dorsa, podemos observar en la parte superior, donde termina el Mare Vaporum, una zona más oscura que el resto. Es un DMD (Dark Mantle Deposit, o depósito de manto oscuro, un área rica en hierro, titanio y cenizas volcánicas. Su origen es volcánico, es una zona en la que la presión del magma del manto lunar ha levantado la lava que, ya enfriada, ha caído en forma de cristales oscuros que luego se mezclaron con cenizas volcánicas.

Otro accidente claramente volcánico es la famosa Rima Hyginus, la grieta que observamos en la parte superior. Se trata de un antiguo túnel de lava cuyo techo ha colapsado. La fuente de la lava hay que buscarla en el cráter Hyginus, en el centro de la Rima. Hyginus tiene dos características que distingue a los cráteres volcánicos (una minoría) de los cráteres de impacto: su fondo es liso y sus paredes no son escarpadas. Podemos compararlo con el cráter más prominente de la imagen, Manilius, a la izquierda. Manilus tiene 39 kilómetros de diámetro, laderas escarpadas y picos centrales formados durante el impacto.

Para terminar, a la derecha de la imagen se observa la orilla del Mare Serenitatis, formada por la cadena de los Montes Haemus, que forma un golfo en las cercanías del cráter Suspicius Gallus. La zona sumamente brillante alrededor del cráter Suspicius Gallus M seguramente es la alta (2.4 kilómetros) de la cordillera, a juzgar por recibir la iluminación del sol naciente.

La imagen fue obtenida por Francisco Alsina Cardinalli (Oro Verde, Argentina) el 9 de octubre de 2016 a las 00.11 UT (como parte del Programa de Detección de Cambios Geológicos Lunares), desde el Observatorio Galileo Galilei, cuyo director es César Fornari. El telescopio es un SCT Celestron 11″ Edge HD y la cámara una QHY5-II.