Bohnenberger F en el terminador

Traducción del texto aparecido en la edición noviembre/2018 de “The Lunar Observer”

 

En la primera hora del 14 de octubre el terminador pasaba cerca del borde oriental de Mare Nectaris, lo que permitía (con buen seeing) observar detalles de cráteres poco conocidos (para mí), como Bohnenberger F. En realidad, lo que observé es el juego de sombras y zonas brillantes en este cráter. La zona más brillante son las altas paredes norte y oeste de Bohnenberg F, tan brillantes que ocultaban los detalles de la cresta de los Montes Pyrenaeus sobre la que se asienta. La sombra del pequeño cráter se suma a la sombra que proyecta la cresta más occidental de los Montes Pyranaeus, de manera que podemos comprobar la altura extra que proporcionan las altas paredes de nuestro pequeño cráter comparando su sombra con la sombra  que proyecta el tramo de esta cordillera situado al norte de Bohnenberger F. También podemos comparar la forma regular de la sombra del tramo norte de Montes Pyrenaeus con la sombra en forma de pico de Bohnenberger F, que decrece hacia el sur. El pico de la sombra coincide con una pequeña mancha brillante, seguramente una zona alta de unos de los wrinkle ridges concéntricos con la cuenca de impacto de Mare Nectaris. También observamos dos cráteres más pequeños entre Bohnenberger F y la cresta principal de los Montes Pyrenaeus, que extiende una sombra un poco menos oscura hacia el este. Se trata de Bohnenberger J (al norte) y otro más pequeño en las cercanías del estrecho por el cual la lava que formó Mare Nectaris halló un camino por la parte más baja la cordillera formada por el levantamiento de la corteza lunar al momento del impacto que creó la cuenca.

Name and location of observer: Alberto Anunziato (Paraná, Argentina).

Name of feature: Bohnenberger F.

Date and time (UT) of observation: 10-14-2018  00:45 to 01:15.

Size and type of telescope used: 105 mm. Maksutov-Cassegrain (Meade EX 105).

Magnification: 154X

Anuncios

Nuestras observaciones lunares en “THE LUNAR OBSERVER” de octubre de 2018

Con orgullo presentamos un número más de la revista más prestigiosa de observación lunar del planeta: “The Lunar Observer”, publicada mensualmente por la ALPO (Association of Lunar and Planetary Observers). Afortunadamente, hemos logrado afianzar una tradición: ya son 39 números consecutivos en los que aparecen colaboraciones nuestras. Y en este número, dimos un paso adelante, ya que sumamos a nuestros aportes habituales (observaciones, textos relacionados y contribuciones al “Lunar Geological Change Detection Program”) un estudio histórico sobre una obra fundamental de la astronomía lunar, la “Selenographia” de Johannes Hevelius (con traducción de un capítulo incluida), que se puede leer en las páginas 8 a 10. Este estudio se publicó en una entrada anterior. También publicamos en una entrada anterior el dibujo y el texto de Ciro Barbero que aparecen en las páginas 10 y 11.

La revista se puede descargar de la web de ALPO: http://alpo-astronomy.org/ y también del siguiente link:

https://drive.google.com/file/d/1RM5y5lFCF-qzWGTSLimG1uc6SulszfN8/view?usp=sharing

En la sección “Lunar topographical studies” se mencionan las siguientes observaciones (pág.17):

 

ALBERTO ANUNZIATO – ORO VERDE, ARGENTINA. Digital images of Aristarchus & Lavosier A, Menelaus.

FRANCISCO CARDINALLI – ORO VERDE, ARGENTINA. Digital images of Copenicus, MonsPico & Schickard.

MAURICE COLLINS – PALMERSTON NORTH, NEW ZEALAND. Digital images of 6, 9 & 10 day Moon, Alphonsus, Apennine Mountains, Copernicus(2), Mare Nubium, Plato(2), Sinus Iridum, Theophi-lus & Tycho.

JOHN DUCHEK – St. LOUIS, MISSOURI, USA. Digital image of 3rd quarter Moon.

WALTER ELIAS – ORO VERDE, ARGENTINA. Digital images of Aristarchus, Brenner(2), Fapri-cius, Gassendi, Grimaldi, Langrenus, Mare Crisium & Petavius.

HOWARD ESKILDSEN – OCALA, FLORIDA, USA. Digital images of Archimededs, Montes Ap-ennines & Sinus Aestuum-MareVaporum.

JUAN CRUZ FRONTÁN – ORO VERDE, ARGENTINA. Digital image of Aristarchus.

RICHARD HILL – TUCSON, ARIZONA, USA. Digital images of Furnerius, Petavius & Theophilus.

JERRY HUBBELL – LOCUST GROVE, VIRGINIA, USA. Digital image of 25 day Moon.

DAVID TESKE – LOUISVILLE, MISSISSIPPI, USA. Digital image of Vallis Rheita.

 

Y se eligieron las siguientes imágenes para ilustrar la sección:

Aristarchus (Alberto Anunziato):

Lavoisier A (Alberto Anunziato):

Mons Pico (Luis Francisco Alsina Cardinalli):

Brenner F (Walter Elias):

Aristarchus (Juan Cruz Fontan):

En la sección “Bright Lunar Rays Project” (página 21) se incluyeron 2 imágenes:

Copernicus (Luis Francisco Alsina Cardinali):

 

Proclus (Walter Elias):

En la Sección “Lunar Geological Change Detection Program” (págs. 22 y siguientes) aparecen nuestras colaboraciones con este programa dirigido por al astrofísico inglés Anthony Cook cuyo objetivo es analizar reportes históricos de Fenómenos Lunares Transitorios y revisar la gradación otorgada a los mismos:

Reports have been received from the following observers for August: Jay Albert (Lake Worth, FL, USA – ALPO) observed: Archimedes, Aristarchus, Madler, Mare Crisium, Plato, Proclus, Ross D, Sinus Iridium, Theophilus and several features. Alberto Anunziato (Argentina – AEA) observed/imaged: Alpetragius, Alphonsus, Copernicus, Fracastorius, Mare Crisium, Mons Pico, and Plato. Ciro Barbero (Argentina – LIADA) observed/imaged: Aristarchus and several features. Thomas Bianchi and Liviano Betti (Italy – UAI) imaged several features. Francisco Alsina Cardinali (Argentina – UAI) imaged Aristarchus and Schickard. Jario Andres Chevez (Columbia – LIADA) imaged Kepler and several features. Maurice Collins (New Zealand – ALPO/BAA/RASNZ) imaged: Clavius, Copernicus, Ptolemaeus, Theophilus, and several features. Marie Cook (Mundesley, UK – BAA) observed Alphonsus. Pasquale D’Ambrosio (Italy – UAI) imaged Aristarchus. John Duchek (Carrizozo, NM, USA – ALPO) videoed Earthshine. Collin Ebdon (Colchester, UK – BAA) observed Montes Teneriffe. Walter Elias (Argentina – AEA) imaged Brenner, Grimaldi, Kepler, and Plato. Valerio Fontani (Italy – UAI) imaged Plato, Tycho, and several features. Juan Cruz Frontan (Argentina – AEA) imaged Aristarchus. Rik Hill (Tucson, AZ, USA – ALPO/BAA) imaged: Lacus Mortis, Theophilus, and several features. Jean Marc Lechopier (France – UAI) imaged Copernicus. Leonardo Mazzei and Luca Nerli (Italy – Gruppo Astrofili Montagna Pistoiese / UAI) imaged the Cichus area and Jansen. Camilo Satler (Argentina – UAI) imaged several features. Franco Taccogna (Italy – UAI) imaged Montes Teneriffe. Aldo Tonon (Italy – UAI) imaged Aristarchus, Copernicus, Montes Teneriffe, Plato, Tycho, and several features. Gary Varney (Pembroke Pines, FL, USA, ALPO) imaged several features.

Nos enorgullecemos de ser, como asociación, parte fundamental de este importante estudio PRO-AM (colaboración entre astrónomos profesionales y amateurs).

En las páginas 23 y 24 una imagen de Walter Elias permite un análisis de una reporte de FLT en 2012 en Brenner F:

Figure 3. The Janssen area of the Moon orientated with north towards the top. (Top Left – Top Right) An image sequence by Maurice Collins (ALPO/BAA) obtained on 2012 May 25 UT 05:35, with the central image showing an area with a bright spot on Brenner F. (Bottom Left) An image by Walter Elias (AEA) taken on 2018 Aug 15 UT 21:38 which covers the area indicated in the yellow box above. (Bottom Right) The same image by Walter, but blurred and shrunk to match the resolution and image scale in the images by Maurice Collins.

Una imagen de Camilo Satler permitió reproducir las condiciones de iluminación normales de Censorinus al momento de producirse un FTL en 1988 (página 25):

La observación de Jairo Chavez seleccionada (paginas 26/27) de Mare Tranquilitatis permitió analizar un reporte de FLT de 1985:

Figure 8. The Region between Mare Cognitum and Mare Tranquilitatis, with north towards the top left. Observation details given in the image.

Una observación visual de Ciro Barbero sirvió para el análisis de un reporte de 1979 en Aristarchus (página 27).

Una imagen de Aristarchus de Francisco Alsina (página 27) permite analizar dos FLT que se remontan a 1888 y 1897:

Una imagen de Alberto Anunziato (página 28/29) de Proclus sirvió de base para el análisis de un FLT de 1865:

Figure 11. Mare Crisium as imaged by Alberto Anunziato, on 2018 Aug 26 UT 03:50, and orientated with north towards the top. (Left) Original image. (Right) Non-linearly contrast stretched and high pass filtered version.

Una imagen de Aristarchus de Juan Cruz Fontan (página 29) permitió determinar las condiciones de iluminación normales de Aristarchus en el momento de la lunación en que se produjo un reporte de anomalía en 1975 (que no se repitió):

Figure 12. An image of Aristarchus by Juan Cruz Frontán (AEA) taken on 2018 Aug 28 UT 01:05, orientated with north towards the top.

Tres grietas al sur de Mare Vaporum

Versión en español del artículo aparecido en la edición de octubre 2018 de “The Lunar Observer”:

Sin dudas que las grietas están dentro de los accidentes más interesantes y bellos a la hora de hacer observación Lunar. Estos accidentes corrientes, pero no por eso menos enigmáticos, se encuentran repetidamente en toda la superficie Lunar, mostrándose de diversas formas, variando en su profundidad, largo, ancho, estructura, procedencia, etc. Si bien se han estudiado mucho, el origen de las mismas no está completamente definido. En algunos casos los investigadores han llegado a la conclusión de que son valles, que actuaban como “pasillos” por los que se conducía la lava emitida por los domos (recordemos que hay evidencia de sobra que en los antepasados lunares existía una gran cantidad de actividad volcánica).

Centrándonos en nuestro caso, vamos por la primera grieta de las mencionadas: Rima Hyginus.

Ésta notable  grieta tiene la particularidad de estar interrumpida prácticamente en la mitad de su recorrido por el cráter Hyginus. Éste cráter tiene un diámetro de 11km y una pared de 800m un tanto interrumpida por un cratercillo situado al norte.
Rima Hyginus tiene una longitud de 220 km y unos 4km de ancho. Se estima que su origen comienza desde el Oeste, atravesando Hyginus, para seguir su curso hacia el Este, en donde su profundidad es cada vez menor. Su extremo Este alcanza otra grieta llamada Rima Aridaeus, situada al norte. Ambas grietas son conectadas por otra considerablemente menor y poco marcada de 40km de longitud (a 150x no fue identificada en el dibujo).

El origen de Rima Hyginus es bastante enigmático. Una de las hipótesis es que sea una cadena de cratercillos algo desmoronados que dieron fruto a éste misterioso pasadizo. Lo cierto es que quizá sea poco probable que una serie de meteoritos hayan impactado en línea recta contra la superficie lunar. Otra posibilidad es que sea una falla en la cual se fueron produciendo varios derrumbes consecutivos.

Por último, tenemos a la grieta Rimae Triesnecker. Lo interesante de ésta falla subyace en que no es una sola grieta, sino un conjunto de varias, ramificadas de manera muy azarosa, un poco entrelazadas, con distintas profundidades. La que más sobresale es la anteriormente mencionada, situada a unos 150 km al sur del cráter Hyginus. Con una longitud de 220 km, se encuentra en los suburbios del cráter Triesnecker. Ésta red de grietas (cinco para ser más precisos) se distinguen muy delicadamente a grandes aumentos, como si fueran unas sutiles venas. La más llamativa de éstas se encuentra al éste, tiene 3km de ancho. Se presume que el origen de estas grietas se encuentra en una red de túneles subterráneos por donde circulaba la lava que originó la formación de la bahía en donde se encuentran emplazados estos accidentes.

Nuestras observaciones en el EUROPEAN PLANETARY SCIENCE CONGRESS 2018

Del 16 al 21 de septiembre de 2018 se llevó a cabo en Berlín el Congreso europeo de ciencia planetaria 2018. La magnitud del evento puede deducirse de sus más de mil participantes y del programa de actividades:

https://www.epsc2018.eu/home.html

https://www.epsc2018.eu/epsc2018_programme_book.pdf

El 18 de septiembre hubo una ponencia que nos enorgullece. El Dr. Anthony Cook, profesor del Departamento de Física de la Universidad de Aberystwyth (Gales, Reino Unido), habló sobre “Repeat Illumination Observations of the Moon” (Observaciones de la Luna en condiciones de iluminación repetidas). Como los lectores sabrán, la Luna cambia sus condiciones de iluminación dramáticamente en pocos minutos a medida que la luz del Sol avanza sobre su superficie sin atmósfera, si agregamos los efectos del movimiento de libración y las diferencias entre las observaciones ocasionadas por la distinta ubicación geográfica de los observadores (que para la Luna marca una diferencia), hace que cada observación lunar sea casi única. Observar la Luna en condiciones de iluminación lo más parecidas posibles a una observación anterior es el objetivo del “Proyecto de Verificación/Eliminación de Reportes Históricos de Fenómenos Lunares Transitorios” dentro del “Programa de Detección de Cambios Geológicos Lunares” que llevan adelante la Association of Lunar and Planetary Observers (ALPO), la British Astronomical Association (BAA) y la Aberystwyth University (en Gales), a cargo, precisamente, del Dr. Anthony Cook.

En la ponencia, ilustrada por el power-point que posteamos, A. Cook discurría sobre las ventajas de realizar este tipo de observaciones y sobre la metodología del programa que mencionamos. Nuestras observaciones son reportadas desde agosto de 2015 y contribuyen a los objetivos que se mencionan en la conferencia: analizar observaciones históricas, descubrir estructuras geológicas anteriormente desconocidas y descartar o revaluar reportes históricos de Fenómenos Lunares Transitorios.

Precisamente, una observación perteneciente a Desireé Godoy (Asociación Entrerriana de Astronomía) del cráter Langrenus permite a Cook (dispositiva 5) analizar uno de los reportes de FLT más impresionantes, una observación realizada en 1993 desde el Observatorio de París del cráter Langrenus. Antes de la observación mencionada, nos habíamos ocupado de este FLT aquí:

https://observacionlunar.wordpress.com/2017/01/07/langrenus-uno-de-los-fenomenos-lunares-transitorios-mas-documentados/

Pero repetir la observación en las mismas condiciones de iluminación permite a Cook darle a este reporte su verdadero valor: en el momento en que fue observado lo que se reportó como un fenómeno “transitorio” era en realidad la apariencia normal de Langrenus en ese momento de la lunación.

Orgullosos de aporte un granito de arena a la ciencia planetaria, tan subestimada por los astrónomos aficionados fascinados con fotografiar objetos de espacio profundo, bellos pero siempre iguales (salvo las supernovas), seguiremos registrando la siempre cambiante cara visible de nuestro satélite con el celo del observador y los ojos de un niño.

Aquí el power-point de la conferencia:

https://drive.google.com/file/d/1rBeEZPqSo4FmnV_wv_OZKzDV6xEYzWYe/view?usp=sharing