La LROC comprueba cambios en la Luna

La Lunar Reconnaissance Orbiter Camera (LROC) a bordo del LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) ha venido mapeando sistemáticamente la Luna desde 2009. Con su Narrow Angel Camera (NAC) de alta resolución ha obtenido más de un millón de imágenes, de las cuales 10.000 corresponden a regiones lunares en las que se obtuvieron imágenes previas en las mismas condiciones de iluminación y geografía observacional. La comparación de ambas imágenes (o del “par temporal”) permite rastrear la aparición de cambios en la superficie lunar. Es lo que ha logrado la School of Earth and Space Exploration de la Universidad de Arizona. Usando un software de detección automática de posibles cambios, se aplicó un filtro a esos pares temporales de imágenes y se detectaron 46.057 posibles cambios en la superficie, de los cuales el 56% fue confirmado por una posterior inspección humana.

Los resultados contradicen el lugar común, incluso entre los divulgadores científicos, de la supuesta falta de cambios en la Luna:

225 nuevos cráteres de impacto de entre 1.5 y 43 metros de diámetro.

26.000 cambios de superficie consistentes en cambios de reflectividad (algunos provocados quizás por impactos que hayan dejado un cambio por debajo del límite observacional del instrumento).

7 nuevos eventos de deslizamiento de terreno dentro de cráteres de impacto de la era Copernicana, algunos producidos por impactos en las laderas de los cráteres, como en la imagen de la izquierda, otros sin rastros de impacto, como en la imagen de la derecha, producidos o por eventos sísmicos (“ lunamotos”) o por impactos meteoríticos lejanos.

La verificación de cambios en la superficie lunar es un poderoso argumento para el estudio científico de los llamados “Fenómenos Lunares Transitorios”, del que participa nuestra Sección Lunar.

Fuente:

DYNAMIC MOON REVEALED WITH HIGH RESOLUTION TEMPORAL IMAGING. E. J. Speyerer1, M. S. Robinson1, R. Z. Povilaitis1, and R. V. Wagner1, 1School of Earth and Space Exploration, Arizona State University, Tempe, AZ (espeyere@asu.edu).

Los observadores lunares de la LIADA en “The Lunar Observer” de junio 2016

Ha aparecido la edición de junio de “The Lunar Observer”, la revista de observación lunar de la ALPO (Association of Lunar and Planetary Observers). Dicha revista se puede descargar de la web de ALPO: http://alpo-astronomy.org/ y también del siguiente link (https://drive.google.com/file/d/0B-Dhf119f9EwZEZPaFZQaTZBWGM/view?usp=sharing). Probablemente no hemos apreciado completamente la importancia de que observaciones de nuestra asociación tengan un lugar tan importante en la elite de la observación lunar mundial. Y no se trata solamente de que nuestras imágenes sean seleccionadas para aparecer. Lo más importante es que las imágenes con nuestras observaciones integran una base de datos mundial a disposición de quien quiera realizar estudios lunares. De esa manera superamos el aspecto estético propio de la astrofotografía y logramos que nuestra diversión sea valiosa a su vez.

Entre los artículos de fondo, en la página 6, aparece un texto de Alberto Anunziato con una descripción del cráter Gassendi y sus alrededores, cuya traducción ya publicamos en esta web hace unos días.

En la sección “Recent topographical observations” se mencionan las siguientes observaciones (pág.7):

ALBERTO ANUNZIATO – ORO VERDE, ARGENTINA. Digital images of Byrgius, Gassendi & Philolaus.

FRANCISCO ALSINA CARDINALI-ORO VERDE, ARGENTINA. Digital images of Aristarchus(5), Archimedes, Censorinus, Copernicus(2), Grimaldi, Mare Serenitatis, Montes Spitzbergen, Proclus & Grimaldi.

MAURICE COLLINS – PALMERSTON NORTH, NEW ZEALAND. Digital images of 5 & 6 day moon, Aristarchus, Mons Rumker & Southeast moon.

CHARLES GALDIES – NAXXAR, MALTA. Drawing of Bullialdus

GUILHERME GRASSMAN-SP, BRAZIL. Digital images of Clavius-Tycho, Palus Epidemiarum & waxing Gibbous moon.

RICHARD HILL – TUCSON, ARIZONA, USA. Digital images of Apianus & Piccolomini.

FRANCO TACCOGNA – GRAVINA IN PUGLIA (BA), ITALY. Digital images of Gassendi(6).

DAVID TESKE – STARKVILLE, MISSISSIPPI, USA. Drawing of Philolaus.

Y se escogieron las siguientes imágenes de Alberto Anunziato y Francisco Alsina Cardinalli para ilustrar la sección (págs.8/9):

Philolaus:

philolaus 5.50

Aristarchus

22-10-25-580

Montes Spitzbergen:

montes spitzbergen 6.52

Tycho:

tycho 6.27

En la Sección “Lunar Geological Change Detection Program” (págs. 11 y siguientes) aparecen nuestras colaboraciones con este programa dirigido por al astrofísico inglés Anthony Cook cuyo objetivo es analizar reportes históricos de Fenómenos Lunares Transitorios y revisar la gradación otorgada a los mismos:

Observations/Studies for April were received from: Jay Albert (Lake Worth, FL, USA – ALPO) observed: Aristarchus, Gassendi, Herodotus, Plato, Proclus, Vallis Schroteri and the western limb. Alberto Anunziato (Argentina – AEA) imaged: Archimedes, Aristarchus, Copernicus, Gassendi, Mersenius, Montes Spitzbergen, Philolaus, Riccioli, and Tycho. Kevin Berwick (Ireland – ALPO) observed Aristarchus and Daniell. Bruno Cantarella (Italy- UAI) imaged earthshine. Maurice Collins (New Zealand, ALPO) imaged: Aristarchus, Clavius, Copernicus, earthshine, Marius, Plato, Reinhold, Rumker, Schickard, Tycho, and produced some whole Moon mosaics. Anthony Cook (Newtown, UK – BAA) videoed several regions of the Moon with a color webcam. Marie Cook (Mundesley, UK – BAA) was not able to observe in April, due to a fall, but was back in operation again during May. Pasquale D’Ambrosio (Italy – UAI) imaged Rima Birt and Tycho. Valerio Fontani (Italy – UAI) imaged Mersenius and Tycho. Marcelo Mojica Gundlach (Bolivia – IACCB) imaged several features. Rik Hill (Tucson, AZ, USA – ALPO) imaged: Aristotles, Gemma Frisius and Piccolomini. Franco Taccogna (Italy – UAI) imaged Eratosthenes, Rima Birt, and Tycho. Aldo Tonon (Italy – UAI) imaged: earthshine, and Eratosthenes. Gary Varney (Pembroke Pines, FL, USA- ALPO) imaged Piccolomini, Theophilus, Vitruvius, and several other features. Derrick Ward (Swindon, UK – BAA) imaged Aristillus, Eratosthenes, and Mons Pico. Luigi Zanatta (Italy – UAI), imaged earthshine.

2016 april 15 proc 03

Con más detalle, en la página 13 aparece analizada una observación de Marcelo Mojica Gundlach de Agrippa en referencia a un reporte de fenómeno lunar transitorio de 1962. Y en la página 20 aparece el análisis de la observación de Alberto Anunziato de Aristarchus (cuya fotografía también fue incluida en la sección “Recent…”) para revisar la gradación de un evento de 1990.

Observadores de la LIADA ayudan a resolver el enigma de los Fenómenos Lunares Transitorios

La colaboración entre astrónomos profesionales y amateurs (PRO-AM) es de vital importancia para la resolución del gran enigma lunar: los fenómenos lunares transitorios (FLT). Estos esquivos y fugaces cambios en la superficie lunar pueden consistir en breves destellos de luz (que casi con certeza identificamos con impactos de meteoros), incrementos de brillo, oscurecimientos de detalles subyacentes, aparición de colores.

El problema subyacente es el de si existe o no actividad geológica en la Luna. La evidencia científica obtenida de las rocas traídas de la Luna y de los instrumentos de muestreo de la atmósfera lunar dejados por los astronautas del Proyecto Apolo, más la observación constante de nuestro satélite, demuestran que no existe actividad geológica. Pero también es cierto que existen cerca de tres mil informes de observación desde la Tierra, hechos por astrónomos aficionados y profesionales, de FLT que sugieren que la Luna tiene una ligera actividad geológica. De hecho, hay distintas hipótesis sobre fenómenos transitorios y naturales que pueden provocar los FLT: levitación electrostática del polvo, afloramientos de gas o hielo temporal.

El carácter elusivo y fugaz de los cambios anómalos que se observan en la Luna hace muy difícil la comprobación científica directa de alguno de ellos, no hay tiempo para que el observador logre una comprobación independiente por otro astrónomo. Pero hay otro método de acercarnos a una comprobación rigurosa.  Los que niegan los FLT sostienen que los cambios en la superficie lunar no son tales sino que se deben a las condiciones atmosféricas, problemas de óptica o incorrecta interpretación de la apariencia normal del accidente lunar observado. En buen criollo, el observador “no sabe como es la apariencia normal” del sitio observado y reporta como anómalo algo que es normal. Aquí entran las condiciones de iluminación y libración. Sabemos que los accidentes lunares presentan un aspecto muy variado de acuerdo a cómo incide la iluminación solar, a lo que ha que añadir los “estiramientos” de la superficie lunar por el movimiento de libración. Ambas condiciones hacen que cada observación lunar capte un momento casi único de un accidente determinado. Por ello, es muy fácil que cualquier observador tome como una anomalía (FLT) lo que no son más que las condiciones “extraordinarias” de luz y sombra del accidente en un momento dado, condiciones que no se han repetido para ningún otro observador pero que siguen siendo las normales de acuerdo a la iluminación solar y a la libración.

El camino elegido por el “Proyecto de Detección de Cambios Geológicos Lunares” de la Association of Lunar and Planetary Observers (ALPO), la British Astronomical Association (BAA) y la University of Aberystwyth (Gales)  es el de verificar cómo es la apariencia normal de un área de la superficie lunar, en el mismo periodo de la lunación de la observación de un FLT histórico en las mismas condiciones de iluminación y libración.

El Programa, con el fin de ayudar a los observadores a planificar sus observaciones, mantiene dos páginas web en las que se detallan posibles horarios de observación para distintas ubicaciones geográficas (se incluyen nuevas localidades a pedido). Una web con observaciones prioritarias (por  tratarse de la verificación de los reportes más interesantes): http://users.aber.ac.uk/atc/lunar_schedule.htm  y una web en la que están listados todos los reportes históricos de FLT: http://users.aber.ac.uk/atc/tlp/tlp.htm . La traducción de ambas páginas web puede encontrarse en: https://observacionlunar.wordpress.com/cambios-geologicos-lunares/

¿Qué se hace con nuestras observaciones? Se compara nuestro reporte y/o imagen o video con el reporte de FLT histórico para comprobar si el evento reportado se ha repetido en la observación realizada en idénticas condiciones. De repetirse dicho evento, sería un indicio de que el mismo no es más que el reporte de una apariencia rara del accidente lunar observado (por iluminación solar y libración) pero que se repite cada vez que se dan las mismas condiciones. Si no se repite, sería un indicio a favor de la existencia del FLT. Por supuesto, una sola observación no es determinante, por lo que las observaciones sirven para revisar la gradación que al FLT se le ha asignado en los distintos catálogos existentes.

En palabras de Anthony Cook, director del proyecto: “Con el paso del tiempo iremos eliminando gradualmente los reportes de FLT menos confiables de nuestra lista y reajustando el valor observacional de otros. Está previsto publicar informes sobre los reportes históricos de FLT que hemos logrado eliminar y reconocer a los observadores que han contribuido al proceso de selección. Su contribución, por lo tanto, es muy valiosa para este proceso científico”.

Como muestra del trabajo del proyecto, incluimos dos observaciones realizadas por los Observadores Lunares de la Asociación Entrerriana de Astronomía (AEA) el 24 de octubre de 2015, que fueron incluidas en las ediciones de diciembre de 2015 de “The Lunar Observer” (ALPO) y “The Lunar Section Circular” (BAA). Ilustran acerca de cómo observaciones en idénticas condiciones de iluminación y libración pueden aumentar el grado de veracidad de un reporte de FLT o disminuirlo.

En el primer caso, una imagen del cráter Gassendi:

gassendi 10-24-2015

es tratada para encontrar lo que se había reportado: “todo el espectro de colores visibles en la zona montañosa central”:

Figure 2. Gassendi on 2015 Oct 24 UT 03:43 as imaged by Francisco Cardinalli and others (AEA). This image is orientated with north towards the top, and has been color normalised before undergoing a color saturation enhancement of 50%, and some sharpening. No attempthas been made to remove any spectral dispersion effects.

Gassendi: On 2015 Oct 24 UT 03:43 Francisco Cardinalli and others (AEA) imaged Gassendi under the same illumination conditions, to within ±0.5˚, to the following 1985 report:

On 1985 May 30 P.Madej (Huddersfield, UK, 77mm refractor, x111 and x250, seeing II-III, transparency good) whole spectrum of colors seen on the central peak area, visible in both eyepieces, and was more prominent at the higher magnification. Not aware if the observer checked for this effect on other terminator peaks? ALPO/BAA weight=1.- [REF – 34b]

You can see the color image that Francisco captured in Fig 2 – this is the normal appearance that Peter Madej should have seen in 1985. There is no sign of a spectrum of colors on the central peak that Peter Madej saw. I checked the altitude of the Moon and it was 28˚ above the horizon as seen from Huddersfield in the UK on the LTP date, so not exceptionally low.

Al no encontrarse colores en la imagen, la validación de este reporte de FLT se ve reforzada.

El caso contrario lo vemos en la observación realizada de Plato en el mismo día:

plato 10-24-2015

Las imágenes fueron saturadas y se pudo obtener el triángulo brumoso (“hazy”) que se había reportado como FLT y que no es más una coloración más clara en la zona suroeste del piso del cráter (izquierda y abajo en la imagen).

Plato: On 2014 Oct 24 Alberto Anunziato (and others at AEA) and Maurice Collins imaged this crater at 04:36 and 07:20 UT respectively, under the same illumination and topocentric libration conditions, to within ±1˚, to the following 1980’s report:

On 1981 Aug 11 at UT21:05-21:36 G. North (England, seeing=poor) detected, in green light, a darkening on the floor of Plato. This effect was not seen elsewhere. J-H Robinson (Teighmouth, Devon, UK) detected on the SSE rim (inner and beyond) a triangle that appeared hazy in a wide range of filters at 21:05UT. However at 21:36UT it was only hazy in green and blue light. No similar effect was seen elsewhere. The Cameron 2006 catalog ID=150 and weight=5. The ALPO/BAA weight=3. – [REF 35]

Figure 3. Plato with north orientated towards the top. (Top Left) Color image from 2015 Oct 24 UT 04:36 as imaged by Alberto Anunziato and colleagues (AEA) taken with a 250 mm SCT, in white light with a Phillips SPC 9000 web camera. The seeing was 7 out of 10. The image has been sharpened slight, had its original color normalized, and then the color saturation was increased to 70%, saturation. (Top Right) Color image by Maurice Collins (ALPO) from 2015 Oct 24 UT 07:20 – this image has been color normalized and had its color saturation set at 60%. (Bottom Left) A sketch by Gerald North from 1981 Aug 11 made between 20:12 and 20:23UT. (Bottom Right) A sketch by Hedley J. Robinson from 1981 Aug 11, made sometime between 21:05 and 21:40 UT.

For comparison on the bottom of Fig 3, are a couple of sketches made during the night of the original LTP. The Gerald North sketch was made with a 460 mm Newtonian at x207, under III-IV seeing conditions, and the Hedley Robinson sketch was made with a 260 mm Newtonian at x200 under IV seeing conditions. The white patch on the floor of SW Plato is clearly visible in the top two images, the floor of Plato is generally darker than the mare, and the white triangle seen by Robinson in 1981 seems to correspond to a region outside the SE of Plato, albeit the geometry is poorly reflected in the original sketch. In view of the seeing conditions back in 1981, and the Moon’s low altitude (17˚ when observed by North, and lower still when observed by Robinson), and the normality of some of the features described in the original reports, I suspect that the weight of this LTP report will get demoted slightly when I find the time to do a full analysis on this in the new year.

Así, el evento reportado como FLT parece no ser más que el aspecto normal de Plato en las condiciones de observación pertinentes al momento de reportarse el FLT y al momento de las observaciones que sirvieron de verificación.

Cómo se puede apreciar, en la medida de que se vayan repitiendo observaciones en las mismas condiciones que las producidas al momento de reportarse eventos considerados FLT, podremos ir fijando un catálogo más preciso. Para ello se necesitan observadores de distintas locaciones geográficas, ya que al ser la Luna un objeto tan cercano, el lugar de observación también cuenta.

Y desde la Sección Lunar de la LIADA contamos con tu observación para poder ir resolviendo este enigma lunar.

Convocatoria

La Liga Iberoamericana de Astronomía (LIADA) convoca a los observadores planetarios a sumarse a la observación lunar.

La observación lunar ha sufrido el preconcepto de que “nada resta por conocer sobre la Luna”, lo que es esencialmente incorrecto aún después de las expediciones del programa Apollo (que cubrieron superficies mínimas) y los relevamientos fotográficos de los distintos orbitadores (cuyas imágenes captan un momento determinado de cada accidente lunar, pero la superficie de nuestro satélite presenta enormes variaciones por la distinta incidencia de la luz solar y de la libración).

Conocer el aspecto de cada accidente de la superficie lunar en cada momento de la lunación es todavía un objetivo a cumplir con la ayuda de los astrónomos amateurs.

La nueva Sección de Observación Lunar ha iniciado sus actividades con 2 programas iniciales de observación: Áreas Seleccionadas y Verificación de Cambios Geológicos Lunares.

1) Áreas Seleccionadas:

El programa de Áreas Seleccionadas es un programa básico de observación que sigue las sugerencias del “Selected Areas Program” de la “Association of lunar and planetary observers” (ALPO). El objetivo es monitorear intensivamente ciertas áreas lunares que presentan interés por presentar variaciones estacionales, de manera de acumular el mayor número de observaciones del mismo accidente en la misma lunación y durante sucesivas lunaciones.

Los cráteres a observar son:

1.-Alphonsus

2.-Aristarchus

3.-Atlas

4.-Copernicus

5.-Plato

6.-Theophilus

7.-Tycho

8.-Herodotus

Se reciben todo tipo de observaciones: dibujos, fotografías, fotometrías visuales, etc. La información a reportar con cada observación es la siguiente:

1.-Nombre y apellido del observador.

2.-Área observada.

3.-Fecha y hora en Tiempo Universal (UT)

4.-Tipo y apertura del telescopio.

5.-Magnificación (para dibujos)

6.-Filtro (en caso de usarse)

7.-Instrumento usado (para fotografías)

Opcionalmente:

8.-Orientación de la imágen (N/S-O/E)

9.-Seeing: 1 a 10

10.- Transparencia: 1 a 6


2.-Programa de Verificación de Cambios Geológicos Lunares.

Los astrónomos amateurs podemos colaborar con la dilucidación de la controversia sobre si la Luna presenta una ligera actividad geológica de la que los Fenómenos Lunares Transitorios (FLT) serían la prueba. ¿Cómo? Mediante la observación de áreas en las que se han presentado Fenómenos Lunares Transitorios en momentos de la lunación que permitan reproducir las mismas condiciones de iluminación y libración del momento en que se observó un determinado FLT. De esa manera, se pueden recopilar observaciones para ajustar el valor observacional de los informes históricos de FLT que pueden deberse a efectos reales producidos en la atmósfera terrestre o a malas interpretaciones de la superficie lunar por observadores que no están seguros de como es la apariencia normal de un área en la fase lunar correspondiente o en las condiciones de libración de la observación, así como deberse a efectos atmosféricos terrestres.

Con el fin de reexaminar los miles de informes de FLT históricos, la ALPO (Association of lunar and planetary observers), la BAA (British Astronomical Association) y la Universidad de Aberystwyth (Reino Unido) alientan a los astrónomos aficionados a observar la Luna en las mismas condiciones de iluminación y, si es posible, de libración para que coincidan con las de observaciones de FLT y así establecer cómo hubiera sido la apariencia normal de la Luna en ese momento. Esas condiciones repetidas de iluminación y libración se producen sólo en determinado horario y desde específicas coordenadas geográficas, por lo que sumar observadores desde distintos países es la mejor manera de multiplicar las posibilidades de verificación de FLT históricos.

Para ello seguiremos las indicaciones para nuestra área geográfica suministradas por el coordinador del Programa de Verificación de Cambios Geológicos Lunares, Anthony Cook en http://users.aber.ac.uk/atc/lunar_schedule.htm y http://users.aber.ac.uk/atc/tlp/tlp.htm, que también aparecen en la web de nuestra Sección de Observación Lunar. También hemos traducido material del Programa con autorización de su Coordinador, traducción que también encontrarán en nuestra web.

Los interesados en colaborar con nuestros programas iniciales de observación y todos aquellos que quieran información sobre los mismos pueden contactar a los coordinadores provisorios de la Sección:

LINK: https://observacionlunar.wordpress.com/

EMAILS: observacion.lunar.liada [AT] gmail.com