La cámara del Lunar Reconnaissance Orbiter sobrevive al impacto de un meteoroide

El 13 de octubre de 2014 ocurrió algo muy extraño con la cámara a bordo del orbitador LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) de NASA. La cámara, que normalmente produce imágenes bellamente nítidas de la superficie lunar, produjo una imagen desconcertante y movida. A partir del patrón que apareció en la imagen, los investigadores determinaron que la cámara debía de haber sido golpeada por un meteoroide diminuto.

LRO tiene instalado un sistema de tres cámaras montadas en la nave. Dos cámaras de ángulo estrecho captan imágenes en blanco y negro de alta resolución. La tercera cámara de gran ángulo capta imágenes de resolución moderara utilizando filtros para proporcionar información acerca de las propiedades y el color de la superficie lunar. Las cámaras de ángulo estrecho funcionan construyendo una imagen línea a línea. Captan la primera línea, entonces la órbita de la nave desplaza la cámara respecto de la superficie, y entonces capta la siguiente línea, y sigue así compilando las miles de líneas que constituyen una imagen completa.

Según Mark Robinson (ASU), el aspecto movido de la imagen captada es el resultado de una oscilación repentina y extremadamente transversal de la cámara. Los investigadores concluyeron que la cámara de ángulo estrecho de la izquierda sufrió un breve movimiento violento. Los científicos estimaron que el meteoroide tenía el tamaño de la mitad de la cabeza de un alfiler (0.8mm) asumiendo una velocidad de 7 kilómetros por segundo y una densidad correspondiente a la de una condrita ordinaria (2.7 gr/cc).

El meteoroide viajaba mucho más rápido que una bala. “La cámara de LRO fue golpeada y sobrevivió para seguir explorando la Luna”, afirma Robinson, “gracias al robusto diseño de Malin Space Science Systems”.

Fuente:

https://sedaliada.wordpress.com/2017/05/30/impacto-en-una-camara-del-lro/

Space X planea enviar turistas a la Luna en 2018

La Luna es la próxima misión de SpaceX a corto plazo. La compañía aeronáutica propiedad de Elon Musk planea enviar a dos turistas a un viaje espacial alrededor del satélite en 2018. De realizarse, será la mayor aproximación de un hombre en la Luna desde la misión Apolo 17, en 1972.

SpaceX, la empresa aeronáutica propiedad del controvertido multimillonario Elon Musk, tiene previsto llevar turistas espaciales a la Luna a finales de 2018. La compañía ha anunciado que el año que viene planea lanzar una misión turística a bordo de la cápsula Dragon2, actualmente en desarrollo, para realizar un viaje orbital al satélite terrestre.

Por ahora, Space no ha desvelado la identidad de los tripulantes.Únicamente ha precisado que se trata de dos personas que acudieron a la empresa mostrando interés por realizar una expedición y que desembolsaron en depósito una ‘importante suma de dinero para llevar a cabo la misión’.

La compañía asegura que la cápsula Dragon está capacitada para asumir tamaña misión, pues cuenta con un largo historial de vuelo que avala su potencial uso. En efecto, la primera versión de la nave ha sido ya utilizada para hacer llegar suministros a la Estación Espacial Internacional y está previsto que sea empleada para enviar astronautas a Marte en 2025. Dragon viaja al espacio a bordo de los cohetes Falcon, un nuevo prototipo reutilizable también diseñado por SpaceX. Una vez desprendido del módulo, el dispositivo regresa a la Tierra, pero en vez de caer al mar, aterriza en una plataforma cercana, listo para su próxima misión. La compañía de Musk trabaja en una versión mejorada de Falcon, denominada Heavy, diseñada específicamente para enviar misiones tripuladas.

Primeros humanos en la Luna en 45 años

Si la misión prospera, será la primera vez que un ser humano arribe a la Luna, aunque en este caso no pisará la superficie del satélite, desde la misión Apolo 17 en 1972. De hecho, la cápsula Dragon2 despegará desde la histórica plataforma 39A de Cabo Cañaveral, en Florida, la misma empleada en los lanzamientos de las misiones lunares del programa Apolo.

Antes de enviar la misión tripulada a la Luna, SpaceX planea probar a finales de año el nuevo cohete Falcon Heavy y el Dragon2 en un viaje orbital al satélite. Además, la compañía de Musk también planea enviar en un futuro próximo astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional como parte de su programa de colaboración con la agencia espacial.

Colaboración con la NASA

La última misión no tripulada de abastecimiento a la ISS tuvo lugar recientemente, el pasado 23 de febrero el módulo Dragon logró acoplarse con éxito en la plataforma espacial en una misión repleta de incidentes. El despegue fue abortado justo en el momento de la cuenta atrás, y aplazado para el día siguiente por problemas técnicos. En el segundo intento, la nave consiguió arribar a su destino, pero un error en el GPS impidió que se encarara correctamente al brazo robótico de la ISS, demorando su aproximación un día más. Está previsto que la cápsula permanezca en la base espacial antes de regresar a la Tierra.

En un comunicado emitido por la compañía de Musk, SpaceX informaba de la estrecha colaboración con la NASA para la configuración de su programa de misiones comerciales. No en vano, la agencia espacial estadounidense ha financiado la mayor parte del programa de desarrollo del módulo Dragon2 y ha ayudado al desarrollo del cohete Falcon Heavy, cuyo lanzamiento de prueba está previsto para este verano. Las próximas misiones de SpaceX representarán ‘una oportunidad para que la humanidad vuelva a explorar el espacio como no lo ha hecho en los últimos 45 años”.

Fuente:

http://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/actualidad/space-planea-enviar-turistas-luna-2018_11238