El mar de los vapores

mare-vaporum-21-13-50

Mare Vaporum es uno de los mares menos conocidos de la Luna. En esta imagen vemos una variedad interesante de características superficiales y geológicas de la Luna.

Mare Vaporum es una llanura de lava oscura de 230 kilómetros de diámetro asentada sobre un antiguo cráter de impacto. Las montañas que vemos a la izquierda de la imagen, ocultas por las sombras del Terminador, son los Montes Apeninos.

Ya dentro del Mare Vaporum, a la izquierda, vemos una serie de arrugas producidas en el mar de lava, cuyo nombre técnico es el de “dorsum” (“plural “dorsa”). Son colinas bajas y alargadas de pocas decenas de metros de altura que se produjeron por compresión de la lava acumulada y el colpaso parcial de la cuenca del antiguo impacto asteroidal que al ser rellenada por la lava que surgió del interior de la Luna formó el Mar.

Además de dorsa, podemos observar en la parte superior, donde termina el Mare Vaporum, una zona más oscura que el resto. Es un DMD (Dark Mantle Deposit, o depósito de manto oscuro, un área rica en hierro, titanio y cenizas volcánicas. Su origen es volcánico, es una zona en la que la presión del magma del manto lunar ha levantado la lava que, ya enfriada, ha caído en forma de cristales oscuros que luego se mezclaron con cenizas volcánicas.

Otro accidente claramente volcánico es la famosa Rima Hyginus, la grieta que observamos en la parte superior. Se trata de un antiguo túnel de lava cuyo techo ha colapsado. La fuente de la lava hay que buscarla en el cráter Hyginus, en el centro de la Rima. Hyginus tiene dos características que distingue a los cráteres volcánicos (una minoría) de los cráteres de impacto: su fondo es liso y sus paredes no son escarpadas. Podemos compararlo con el cráter más prominente de la imagen, Manilius, a la izquierda. Manilus tiene 39 kilómetros de diámetro, laderas escarpadas y picos centrales formados durante el impacto.

Para terminar, a la derecha de la imagen se observa la orilla del Mare Serenitatis, formada por la cadena de los Montes Haemus, que forma un golfo en las cercanías del cráter Suspicius Gallus. La zona sumamente brillante alrededor del cráter Suspicius Gallus M seguramente es la alta (2.4 kilómetros) de la cordillera, a juzgar por recibir la iluminación del sol naciente.

La imagen fue obtenida por Francisco Alsina Cardinalli (Oro Verde, Argentina) el 9 de octubre de 2016 a las 00.11 UT (como parte del Programa de Detección de Cambios Geológicos Lunares), desde el Observatorio Galileo Galilei, cuyo director es César Fornari. El telescopio es un SCT Celestron 11″ Edge HD y la cámara una QHY5-II.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s