Los observadores lunares de la LIADA en “THE LUNAR OBSERVER” de mayo 2019

Ha aparecido la edición de mayo de “The Lunar Observer”, la revista de observación lunar de la ALPO (Association of Lunar and Planetary Observers). Dicha revista se puede descargar de la web de ALPO: http://alpo-astronomy.org/ y también del siguiente link

https://drive.google.com/file/d/1YT-hkSsi8uzVi3ODiIaSTQGVUjUFW7km/view?usp=sharing

Ya son 46 meses seguidos de observaciones reportadas, aceptadas y publicadas en la revista más prestigiosa de observación lunar a nivel mundial.

En la sección “Recent topographical observations” se mencionan las siguientes observaciones (pág.18):

JAY ALBERT – LAKE WORTH, FLORIDA, USA. Digital images of Oceanus Procellarum.

JUAN MANUEL BIAGI – ORO VERDE, ARGENTINA. Digital image of Mare Crisium.

FRANCISCO CARDINALLI – ORO VERDE, ARGENTINA. Digital image of Oceanus Procellarum.

JAIRO CHEVEZ – POPAYÁN,COLUMBIA. Digital image of waxing gibbous Moon.

MAURICE COLLINS – PALMERSTON NORTH, NEW ZEALAND. Digital images of 12, & 14 day Moon, Aristarchus, Bailly & Schickard.

WALTER ELIAS – ORO VERDE, ARGENTINA. Digital images of Alphonsus, Aristotteles, Mon-tes Carpatus, Moretus, Plato, Procclus, Ross D(2), south pole region, Torricelli B & Tycho(2).

HOWARD ESKILDSEN – OCALA, FLORIDA, USA. Digital images of 1st qtr. Moon, Altai Scarp, Aristarchus, Cleomedes, Flamsteed, Harpalus, Licetus, Macrobius, Mare Vaporum, Marius Hills, Meton, Montes Alpes, Ptolemaeus, Rheita & Scoresby.

ROBERT HAYS – WORTH, ILLINOIS, USA. Drawings of Fra Mauro H & HA, & Wichman ρ & δ.

RICHARD HILL – TUCSON, ARIZONA, USA. Digital images of Copernicus, Gassendi, Hadley, Marius & Montes Alpes.

ALBERTO MARTOS & ANGEL MARTINEZ – MADRID, SPAIN. Digital images of Apollo 12 land-ing region(2).

JORGELINA RODRIQUEZ – ORO VERDE, ENTRE RIOS,ARGENTINA. Digital image of Censori-nus(6).

MICHAEL SWEETMAN – TUCSON, ARIZONA USA. Digital images of Copernicus, Longomonta-nus & waxing gibbous moon.

DAVID TESKE – LOUISVILLE, MISSISSIPPI, USA. Digital images of Apollo 12 region(3) & Rupes Altai.

Y se escogieron las siguientes imágenes para ilustrar la sección (págs.19 y 20):

Mare Crisium (Juan Manuel Biagi):

Oceanus Procellarum (Francisco Alsina Cardinali):

Luna creciente (Jairo Chavez):

 

Montes Carpatus (Walter Elias):

En la Sección “Lunar Geological Change Detection Program” (págs. 23 y siguientes) aparecen nuestras colaboraciones con este programa dirigido por al astrofísico inglés Anthony Cook cuyo objetivo es analizar reportes históricos de Fenómenos Lunares Transitorios y revisar la gradación otorgada a los mismos:

Reports have been received from the following observers for March: Jay Albert (Lake Worth, FL, USA – ALPO) observed: Alphonsus, Aristarchus, Atlas, Eratosthenes, Mutus F, Pallas, Taruntius, and the west limb. Alberto Anunziato (Argentina – SLA) observed: Alphonsus, Eratosthenes, Furnerius, Gassendi, Plato and Torricelli B. Juan Manuel Biagi (SLA) imaged several features. Jario Andres Chavez (Columbia – LIADA) imaged: Copernicus and several features. Marie Cook (Mundesley, UK – BAA) observed Aristarchus. Valerio Fontani (Italy – UAI) imaged Copernicus, Godin and several features. Rik Hill (Tucson, AZ, USA – ALPO/BAA) imaged Clavius, Gassendi, Marius and several features. Trevor Smith (Codnor, UK – BAA) observed: Alphonsus, Aristarchus, Bullialdus, Censorinus, Copernicus, Cruger, Eimmart, Encke/Kepler region, Eratosthenes, Gassendi, Lichtenberg, Mare Crisium, Mersenius, Mons Piton, Plato, Proclus, Promatorium Aeracalides, Promontorium Laplace, Ross D, Theophilus, and Torricelli B. Franco Taccogna (Italy – UAI) imaged Copernicus, Godin, and several features. Aldo Tonon (Italy-UAI) imaged several features. Ivor Walton (UK – CADSAS) imaged several features.

Y se particulariza en las observaciones de Juan Manuel Biagi de Furnerius para un evento de 1986 (30/31):

Figure 10. Furnerius crater from a portion of a larger image taken by Juan Manuel Biagi (SLA) on 2019 Mar 23 UT 06:28. Orientated with north towards the top.

De Jairo Chavez de Plato para un reporte de 2005 (27/28):

Figure 6. Plato on 2019 Mar 16 UT 02:34 from a larger image of the Moon by Jario Andres Chavez (LIADA).

Y una observación visual de Alberto Anunziato (25/26) de Eratosthenes para dos reportes de 1952 y 2009

Anuncios

La formación de la Luna trajo el agua a la Tierra

La formación de la Luna trajo el agua a la Tierra

22/5/2019 de WWU Münster / Nature Astronomy


Amanecer de la Tierra visto desde la Luna.Crédito: NASA Goddard.

Planetólogos de la Universidad de Münster han sido capaces de demostrar, por vez primera, que el agua llegó a la Tierra con la formación de la Luna, hace unos 4400 millones de años.

La Luna se formó cuando la Tierra fue golpeada por un cuerpo del tamaño de Marte, que ha sido llamado Theia. Hasta ahora los científicos habían asumido que Theia se había originado en el sistema solar interior, cerca de la Tierra. Sin embargo, los investigadores de Münster pueden ahora demostrar que Theia procedía del sistema solar exterior, y que trajo grandes cantidades de agua a la Tierra.

Además, según los científicos, la colisión habría aportado suficiente material carbonáceo como para aportar toda el agua que hay en la Tierra.

[Fuente] – POR AMELIA ORTIZ · PUBLICADA 22 MAYO, 2019 ·

Demuestran cómo se forma el agua en la Luna

Demuestran cómo se forma el agua en la Luna

22/5/2019 de University of Hawai’i / Proceedings of the National Academy of Sciences


Imagen de la muestra irradiada. Crédito: University of Hawai’i.

Aunque descubrimientos recientes por naves en órbita y sondas de aterrizaje sugieren la existencia de hielo de agua en los polos de la Luna, el origen de esta agua es incierto.

Los investigadores Ralf I. Kaiser y Jeffrey Gillis-Davis diseñaron varios experimentos para comprobar la sinergia entre los protones de hidrógeno del viento solar, los minerales lunares y los impactos de micrometeoritos. Zhu irradio muestras de olivino, un mineral seco que sirve como sustituto del material lunar, con iones de deuterio como análogo de los protones del viento solar.

Zhu explica que “al calentar la muestra irradiada, encontramos deuterio molecular, lo que sugiere que el deuterio – o hidrógeno – implantado por el viento solar puede ser almacenado en la roca lunar”.

[Fuente]

Crónicas lunares. Las bacterias que vivieron dos años y medio en la Luna

Alberto Anunziato (Sociedad Lunar Argentina)

sociedadlunarargentina@gmail.com

Publicado en Diario Uno de Paraná el 21 de mayo de 2019

Alan Bean posando junto a la sonda Surveyor 3 con el módulo lunar Intrepid en el fondo.

Una de las fotos más impresionantes de las misiones Apolo, es la que muestra al astronauta  Alan Bean de la misión Apolo XII manipulando la sonda Surveyor 3 con el módulo lunar “Intrepid” en el fondo. Son las únicas imágenes en la que vemos a un astronauta y dos naves espaciales y son muy evocadoras para los que crecimos con las antiguas películas de ciencia ficción de los “sábados de súper acción”. El alunizaje del módulo lunar Eagle del Apolo 11 no había ocurrido en un sitio conocido con precisión, porque Armstrong había tomado la decisión de tomar el comando manual y no alunizar en el muy escarpado sitio al que lo enviaba la computadora de a bordo. Sólo unos días después se pudo precisar el sitio del alunizaje en detalle. La proeza del Apolo 12 consistió en lograr un alunizaje perfectamente programado, que no obligó al piloto del módulo lunar a tomar el control, y además lo hizo a metros del objetivo fijado. La sonda Surveyor 3, de la NASA, había alunizado el 20 de abril de 1967 en el Oceanus Procellarum, realizado más de 6.000 fotografías y tomado y analizado muestras del suelo lunar con un brazo robótico dotado de un taladro. El 19 de noviembre de 1969, Conrad y Bean la tenían a la vista desde el módulo lunar. Surveyor 3 había rebotado dos veces en la superficie lunar y luego se había desplazado por la ladera de un cráter de 1 metro de profundidad. La segunda actividad extravehicular de la misión fue en el “cráter Surveyor”. Se les había asignado la misión de registrar el estado general del exterior de la sonda y remover ciertos componentes, el principal de ellos la cámara fotográfica, para analizar el deterioro sufrido por los más de dos años  de exposición al hostil entorno lunar. Los componentes fueron empaquetados con el mismo protocolo que las muestras de rocas y suelo lunar, es decir,  en contenedores esterilizados que impidieran su contaminación. La gran sorpresa se dio cuando en los laboratorios de la NASA se analizó la cámara del Surveyor y se encontraron unas pocas bacterias muy comunes del tipo Streptococcus mitis. Fue la primera vez que se constató que un organismo vivo podía soportar las condiciones extremas del espacio exterior, como la intensa radiación y las temperaturas extremas de un astro sin atmósfera. A falta de selenitas resfriados, era evidente que las bacterias provenían del contacto humano con la sonda antes de su partida, ya que el contacto con los astronautas del Apolo 12 se había producido con medios estériles. Las bacterias habían soportado el viaje a la Luna, dos años y medio en la superficie y el viaje de vuelta. Y seguían activas. Por un extraño sesgo cognitivo, común lamentablemente en la astronomía, un hecho asombroso fue en cierta manera silenciado, los libros que hablan de los resultados científicos de las misiones Apolo no suelen referir este hecho. Años después una investigación independiente pretendió contradecir el informe oficial de la NASA sosteniendo que la contaminación se habría producido en el Apolo 12 por la mala calidad de los contenedores o en la NASA por descuido. Pero si así hubiera sido, las bacterias hubieran sido muchas más que la docena que se constató y además hubieran estado más activas que las bacterias lunares, que estuvieron un largo período latentes. La historia de las bacterias de la Surveyor determinó el comportamiento futuro de las agencias espaciales respecto al cuidado para no contaminar con vida microscópica terrestre otros mundos, tal fue el motivo de la decisión de hundir a la sonda Cassini en el gaseoso Saturno, para evitar su caída en un satélite que podría en el futuro ser explorado en búsqueda de seres vivos como Encelado. Hace pocos días, la Agencia Espacial Europea y la rusa Roscosmos anunció el resultado de un experimento que confirma la historia bacteriana de la Surveyor: enviaron una serie de microorganismos diseminados en tierra que simulaba las condiciones de la superficie de Marte a la Estación Espacial Internacional y los expusieron durante 18 meses en el exterior de uno de sus módulos a las inhóspitas condiciones del espacio… y sobrevivieron.

 

“Crónicas lunares” es una serie de artículos de divulgación que forma parte del programa “La Luna y nosotros”, destinado a celebrar los 50 años del alunizaje del Apolo XI y la llegada del hombre a la Luna, organizado por la Sociedad Lunar Argentina (SLA). La rama local de la SLA es la Sociedad Lunar Paranaense. Contactate con nosotros para unirte a nuestras actividades, enviando un email a sociedadlunarargentina@gmail.com

La misión china Chang’e descubre nuevos “secretos” de la cara oculta de la Luna

La misión china Chang’e descubre nuevos “secretos” de la cara oculta de la Luna

POR AMELIA ORTIZ · PUBLICADA 16 MAYO, 2019 ·
16/5/2019 de Academia China de Ciencias / Nature


Estas imágenes captadas por Chang’e 4 muestran el paisaje cerca del lugar de aterrizaje. Crédito: NAOC/CNSA.

Una sonda lunar que lleva el nombre de la diosa china de la Luna puede haber resuelto en parte el misterio de la cara oculta de la Luna. La cuarta sonda de Chang’e (CE-4) ha sido la primera misión que ha aterrizado en la cara oculta de la Luna y ha recopilado pruebas nuevas en el cráter más grande del Sistema Solar, aclarando cómo podría haber evolucionado nuestro satélite.

Los investigadores esperaban encontrar en la cuenca de impacto una gran cantidad de material procedente del manto de la Luna, que habría aflorado a la superficie a causa de la colisión que creó el cráter donde aterrizó Chang’e. Sin embargo, solo hallaron trazas de olivina, el componente primario del manto superior de la Tierra.

Sin embargo, en muestras de impactos más profundos se encontró más olivina. Por tanto, el investigador LI Chunlai (Academia China de las Ciencias) y sus colaboradores han propuesto la teoría de que el manto consiste en partes iguales de olivina y piroxeno, en vez de dominar una sobre el otro.

[Fuente]

Artemisa, el nombre de la misión con la que la NASA quiere regresar a la Luna en 2024

La NASA solicitó un presupuesto adicional al Congreso de los Estados Unidos para mantener el cronograma acelerado y cumplir con su viaje a la Luna el año 2024.

La administración de Donald Trump anunció que el regreso de astronautas estadounidenses a la Luna, que incluirá a la primera mujer, tendría lugar en 2024.

La misión espacial estadounidense a la Luna en 2024 ahora se llamará Artemisa, anunció el lunes la NASA, que solicitó un presupuesto adicional al Congreso para mantener el cronograma acelerado.

El administrador de la NASA, Jim Bridenstine, anunció el nuevo nombre el lunes por la noche durante una conferencia telefónica con la prensa para detallar la extensión presupuestaria de 1.600 millones de dólares que la agencia estima necesitará para cumplir con su presupuesto anual y financiar los cohetes y vehículos espaciales necesarios para que los astronautas caminen por la Luna.

Artemisa, hija de Zeus, es la hermana gemela de Apolo y “la diosa de la Luna”, dijo Bridenstine. A su vez, Apolo es el nombre del programa que envió a doce astronautas estadounidenses a la Luna de 1969 a 1972.

En marzo, la administración de Donald Trump, anunció que el regreso de astronautas estadounidenses a la Luna, que incluirá a la primera mujer, tendría lugar en 2024 y no en 2028, como se había previsto anteriormente.

El presupuesto anual total de la NASA es actualmente de unos 21.500 millones de dólares, de los cuales 4.500 millones se gastan en el año fiscal 2019 (que termina en septiembre) en el mega cohete SLS, el vehículo Orión y en el desarrollo de la futura estación en órbita lunar, tres elementos indispensables para el regreso de Estados Unidos a la Luna.

Si bien se mencionó la cifra de 8.000 millones de dólares adicionales por año, él respondió que este monto estaba “muy por encima de lo que se está considerando dentro de la agencia”.

El responsable de la agencia espacial no especificó cuánto costará la misión en su totalidad. “Me gustaría mucho responderte eso”, dijo al ser preguntado Bridenstine, quien ahora deberá convencer al Congreso de aprobar los fondos solicitados.

Con información de AFP

Fuente:

https://rpp.pe/ciencia/espacio/la-nasa-bautiza-artemisa-a-su-mision-a-la-luna-en-2024-noticia-1196856