31 meses de observación ininterrumpida de los observadores lunares de la LIADA. Nuestro aporte al enigma de los fenómenos lunares transitorios en “THE LUNAR OBSERVER” de febrero 2018

Como una buena tradición, proseguimos reportando las apariciones de nuestros reportes en la “biblia lunar”, la revista “The Lunar Observer” de la Lunar Section de la ALPO (Association of Lunar and Planetary Observers).

La revista se puede descargar de la web de ALPO:  http://alpo-astronomy.org /y también del siguiente link:

https://drive.google.com/file/d/1AwxGuVxsxh1KkqhxZ0cGtI6SGUJf3Plt/view?usp=sharing

En las páginas 7 y 8 se incluye un texto de nuestra autoría sobre Anaxágoras que ya ha sido publicado en una entrada anterior.

En la sección “Lunar Topographical Studies”, pág.11 y siguientes, se incluyen las siguientes observaciones:

ALBERTO ANUNZIATO – ORO VERDE, ARGENTINA. Digital image of Anaxagoras.

MAURICE COLLINS – PALMERSTON NORTH, NEW ZEALAND. Digital images of 9 & 12 day moon.

WALTER ELIAS – ORO VERDE, ARGENTINA. Digital image of Alphonsus, Aristarchus(2), Grimaldi & Montes Apenninus.

HOWARD ESKILDSEN – OCALA, FLORIDA, USA. Digital images of Arist illus & Proclus.

RICHARD HILL – TUCSON, ARIZONA, USA. Digital images of Bullialdus, Delanbre, Endymion, Gutenberg, Montes Caucasus, Ptolemaeus, Rupes Recta & Rimae and Rilles(65).

DAVID TESKE – LOUISVILLE, MISSISSIPPI, USA. Digital images of Mons Gruithuisen domes(5).

 

Y en la página 12 las siguientes fotografías de Walter Elias:

Alphonsus:

Montes Appeninus:

A partir de la página 15 se incluyen nuestros aportes a la Sección “Lunar Geological Change Detection Program”:

Observations received so far, for December, have come from: Jay Albert (Lake Worth, FL, USA – ALPO) who observed Aristarchus, Censorinus, earthshine, Grimaldi, Herodotus, Hipparchus, Picard, Torricelli B, and Vallis Schroteri. Alberto Anunziato (Argentina, AEA) observed Aristarchus and Plato. Francisco Alsina Cardinalli (Argentina, AEA) imaged Plato. Maurice Collins (New Zealand, ALPO/BAA/RASNZ) who imaged Aristarchus, earthshine, and took some whole lunar disk images. Anthony Cook (Aberystwyth/Newtown/Mundesley, UK – Abeystwyth University/ALPO/BAA) imaged several features and videoed earthshine. Rob Davies (UK – NAS) imaged Aristarchus, David Durate and Romualdo Caldas (Brazil, EXOSS) videoed earthshine. Walter Elias (Argentina –AEA) imaged Aristarchus, Alphonsus, and Grimaldi. Valerio Fontani (Italy – UAI) imaged Bullialdus. Les Fry (NAS) imaged Copernicus and several features. Nick James (UK – BAA) videoed earthshine. Tim Haymes (UK – BAA) videoed earthshine. Tom Moran (UK – BAA) videoed earthshine. Stefan Sposetti (Switzerland – GLR) videoed earthshine. Derrick Ward (BAA) imaged Mons La Hire and Plato. Luigi Zanatta (Italy, UAI) imaged the lunar south pole area. Marcello Zurita videoed earthshine (Brazil, EXOSS).

Anthony Cook eligió tres observaciones nuestras para analizar reportes históricos de fenómenos lunares transitorios. Las tres observaciones son sumamente interesantes para comprender cómo funciona el programa:

Plato (págs.16/17) por Francisco Alsina Cardinali:

El observador norteamericano de 1966 reporta que observa muy difusa la pared NNE de Plato, aunque puede ver con claridad 4 pequeños cráteres en el interior del circo. La imagen muestra claramente los cuatro “craterlets” pero la pared NNE se ve con claridad, por lo que el hecho de haber aparecido en las mismas condiciones de iluminación en 1966 como difusa parece ser un evento que calificaría como FLT, por que en cierta manera es una confirmación de que el observador de 1966 no confundió el aspecto ordinario de Plato con algo anormal.

Grimaldi (pág.18) por Walter Elias:

Un observador de 1938 registró un ligero matiz verdoso que no aparece en la imagen de 2018, por lo que el color en Grimaldi en 1938 no sería normal.

Plato (págs. 18/19) por Alberto Anunziato:

El famoso selenólogo alemán Gruithuisen reportó en 1825 que la parte oeste del suelo de Plato era más brillante que la parte este. Una observación visual apoyada en una mapa ALPO de Plato encontró que en las mismas condiciones de iluminación la parte oeste es más oscura que la este, y se registró la frontera entre ambas partes. El director del programa encontró una fotografía de Plato que coincide exactamente con nuestra observación visual, por lo que es muy probable que Gruithuisen observara el aspecto normal del suelo de Plato en ese momento de la lunación y no un FLT.

Tres ejemplos de la importancia de la observación para la ciencia lunar, observación que no necesita de los parámetros de la astrofotografía sino de la exactitud de lo que se observa.

Anuncios

El puesto avanzado lunar de la NASA extenderá la presencia humana en el espacio profundo

 

Mientras la NASA planean regresar a la Luna y prepararse para Marte, la agencia está desarrollando nuevas oportunidades en la órbita lunar para proporcionar la base para la exploración humana en las profundidades del sistema solar.

Durante meses, la agencia ha estado estudiando un concepto de puesto avanzado orbital en las proximidades de la Luna con la industria norteamericana y los socios de la Estación Espacial Internacional. Como parte de la propuesta presupuestaria para el año fiscal 2019, la NASA planea construir la Plataforma orbital Lunar Gateway en la década de 2020.

La plataforma consistirá en al menos un elemento de potencia y propulsión y capacidades de habitación, logística y esclusas de aire. Si bien se están estudiando las capacidades técnicas y de misión específicas, así como las oportunidades de asociación, la NASA planea lanzar elementos de la Lunar Gateway en el Space Launch Systeml de la agencia o cohetes comerciales para el ensamblaje en el espacio.

“La Plataforma Orbital Lunar-Gateway nos dará una presencia estratégica en el espacio sublunar. Impulsará nuestra actividad con socios comerciales e internacionales y nos ayudará a explorar la Luna y sus recursos “, dijo William Gerstenmaier, administrador asociado de la Dirección de Misión de Exploración y Operaciones Humanas en la sede de la NASA en Washington. “En última instancia, traduciremos esa experiencia hacia las misiones humanas a Marte”.

El elemento de potencia y propulsión será el componente inicial de la Lunar Gateway y está previsto que se lance en 2022. Al utilizar la propulsión eléctrica solar avanzada de alta potencia, el elemento mantendrá la posición de la Gateway y puede moverla entre órbitas lunares durante su vida útil para maximizar las operaciones de ciencia y exploración. Como parte del trabajo de asociación público-privado de la agencia bajo Next Space Technologies for Exploration Partnerships, o NextSTEP, cinco compañías están completando estudios de cuatro meses sobre formas asequibles de desarrollar el elemento de potencia y propulsión. La NASA aprovechará las capacidades y los planes de las compañías de satélites comerciales para construir la próxima generación de todas las naves espaciales eléctricas.

El elemento de potencia y propulsión también proporcionará comunicaciones confiables y de alta velocidad para la Gateway, incluyendo enlaces ascendentes y enlaces descendentes espacio-Tierra y espacio-lunar, enlaces cruzados de nave espacial a nave espacial y soporte para comunicaciones de caminata espacial. Por último, también puede proveer una demostración de comunicaciones ópticas, utilizando láseres para transferir grandes paquetes de datos a mayor velocidad que los sistemas de radiofrecuencia tradicionales.

Las capacidades de habitación que se lanzarán en 2023 mejorarán aún más nuestras capacidades para la ciencia, la exploración y el uso de socios (comerciales e internacionales). Las capacidades de habitación de la Gateway serán informadas por las asociaciones NextSTEP, y también por estudios con los socios de la Estación Espacial Internacional. Con esta capacidad, la tripulación a bordo de la Gateway podría vivir y trabajar en el espacio profundo por hasta 30 a 60 días a la vez.

La tripulación también participará en una variedad de actividades comerciales y de exploración del espacio profundo en las proximidades de la Luna, incluidas las posibles misiones a la superficie lunar. La NASA también quiere aprovechar la Lunar Gateway para investigaciones científicas cerca y en la Luna. La agencia recientemente completó una convocatoria de resúmenes de la comunidad científica mundial, y está organizando un taller a fines de febrero para analizar la investigación científica única que la Gateway podría permitir. La NASA anticipa que la estación orbital también apoyará la maduración tecnológica y el desarrollo de conceptos operativos necesarios para las misiones más allá del sistema de la Tierra y la Luna.

Agregar una esclusa de aire a la Gateway en el futuro permitirá a la tripulación realizar caminatas espaciales, habilitar actividades científicas y acomodar el atraque de elementos futuros. La NASA también planea lanzar al menos un módulo de logística, que permitirá entregas de reabastecimiento de carga, investigaciones científicas adicionales y demostraciones tecnológicas y uso comercial.

Siguiendo el modelo comercial de la agencia pionera en la órbita baja de la Tierra para el reabastecimiento de la estación espacial, la NASA planea reabastecer la Lunar Gateway a través de misiones de carga comercial. Las naves espaciales de carga de visita podrían atracar de forma remota en periodos entre misiones tripuladas.

Basándose en los intereses y las capacidades de la industria y los socios internacionales, la NASA desarrollará misiones robóticas progresivamente complejas en la superficie de la Luna con objetivos científicos y de exploración antes del retorno humano. Las misiones de exploración y asociación de la NASA también apoyarán las misiones que llevarán a los humanos más lejos en el sistema solar.

El cohete Space Launch System y  la nave espacial Orion son la columna vertebral del futuro de la agencia en el espacio profundo. Lo planeado es un primer lanzamiento integrado del sistema alrededor de la Luna en el año fiscal 2020 y una misión con tripulación para el año 2023. La agencia también está buscando una serie de posibles asociaciones público/privadas en áreas que incluyen la fabricación en el espacio y tecnologías para extraer y procesar recursos de la Luna y Marte, conocidos como recursos in situ.

Traducción de:

https://www.nasa.gov/feature/nasa-s-lunar-outpost-will-extend-human-presence-in-deep-space

La superluna azul del 31 de enero

 

Mucho se habló sobre la luna en perigeo que coincidió con la una segunda luna llena en el mismo mes (lo que los anglosajones llaman “blue moon”). Esta imagen de Walter Latrónico y Walter Elias de la Asociación Entrerriana de Astronomía muestra a la luna verdaderamente azul. Sabemos que la Luna tiene colores, pero muy atenuados (salvo el suelo anaranjado que se encontraron los tripulantes del Apollo XVII) y que dependen de las condiciones de iluminación. Solo saturando el color de una imagen se pueden percibir los lugares donde hay tonalidades más fuertes. En esta imagen se muestran numerosas zonas en las que predomina el color azulado, como Aristarchus, Anaxágoras y Tycho. Sin duda, lo que más resalta es un parche oscuro que coincide con la superficie de un mar. Se trata de Mare Tranquilitatis, el lugar de aterrizaje de la primera misión tripulada que pisó la Luna (Apollo XI). La diferencia de tonalidad de esta gran planicie de basalto volcánico es la presencia de óxido de titanio (TiO2).

Memoria de la Sección Observación Lunar de la LIADA 2017

SECCIÓN LUNAR LIADA

MEMORIA 2017

1.-Conformación de la Sección.

Conformación de la Sección:

Coordinación General: Alberto Anunziato (Paraná, Entre Ríos, Argentina), desde el 18 de Noviembre de 2015.

Coordinador Adjunto: Marcelo Mojica Gundlach (Cochabamba, Bolivia), desde el 21 de octubre de 2017.

Página web: https://observacionlunar.wordpress.com/

Contacto: observacion.lunar.liada@gmail.com

Estadística de la Web:

En el año 2017 se publicaron 90 entradas. Las entradas tuvieron un perfil variado y las podemos distribuir en 3 grupos. 1) Noticias relacionadas con la Luna. Se publicaron 55 entradas, 26 de ellas traducciones exclusivas de nuestra web. 2) Textos relacionados con la observación. Se publicaron 29 entradas, todas con textos e imágenes de integrantes de la Sección. 3) Reportes de observación de miembros de la LIADA a la ALPO (Association of Lunar and Planetary Observers): 12 entradas.

2.-Actividades en 2017

Seguimos siendo una sección joven, con poco más de dos años de creación.

La Sección Lunar, con su fuerte sesgo observacional, además de la divulgación, tiene su fuerte en la participación en 2 de los programas de la entidad decana en la observación lunar y planetaria: la “Association of lunar and planetary observers” (ALPO). Estos programas son:

  1. A) Áreas Seleccionadas. A integrarse en el “Selected Areas Program” de ALPO. El objetivo es monitorear intensivamente ciertas áreas lunares que presentan interés de manera de acumular el mayor número de observaciones del mismo accidente en la misma lunación y durante sucesivas lunaciones.
  2. B) Detección de Cambios Geológicos Lunares. A integrarse en el “Lunar Geological Change Detection Program” de ALPO/BAA/ University of Aberystwyth. Lo que se propone este programa es observar la Luna en condiciones de iluminación, y si es posible de libración, que coincidan con las de observaciones que originaron reportes de Fenómenos Lunares Transitorios y así establecer cómo hubiera sido la apariencia normal del accidente observado. Así se puede descartar un informe de FLT si coincide con la descripción realizada por el segundo observador en las mismas condiciones de iluminación solar/libración. El programa se propone ir eliminando gradualmente los reportes de FLT menos confiables y reajustando el valor observacional de los demás. Las observaciones de nuestros miembros cubrieron en 2017 84 eventos históricos en el marco de este programa. Hubo 1 fenómeno lunar transitorio observado por un miembro de la Sección e incorporado a la base de datos.

En los 12 números de 2017 de la revista de la Lunar Section de la ALPO (“The Lunar Observer”) aparecieron colaboraciones (imágenes y textos) de nuestros miembros,

Se trabajó intensamente en la captación de nuevos observadores lunares para incorporarlos a los programas de observación. No es sencillo. Desde hace décadas la observación lunar ha sido relegada como una pretendida antigualla de museo, en la errónea creencia de que las imágenes de las distintas sondas espaciales hacían inútil la observación desde la Tierra. La Luna pareciera no ser otra cosa que el objetivo de una linda fotografía. La investigación de los Fenómenos Lunares Transitorios es una muestra de que esto no es cierto. Mantenemos la convocatoria a los astrónomos amateurs a través de la entrada correspondiente en el sitio web de la Sección Lunar y en el Foro de la LIADA. Se han recibido colaboraciones de observadores argentinos, bolivianos y colombianos. A su vez se mantiene un diálogo permanente con el Dr. Anthony Cook, Director del “Lunar Geological Change Detection Program” de ALPO/BAA/ University of Aberystwyth, con lo que estamos cumpliendo el objetivo de que nuestras observaciones se inserten en la red de observadores lunares más prestigiosa del mundo, afianzando los fines de la colaboración PRO-AM.

3.-Perspectivas 2018

Actualizando los objetivos que habíamos propuesto en nuestro Proyecto para la Sección Lunar, los objetivos para 2017 pasan por:

1.-Sumar programas específicos de observación lunar y continuar con los que ha comenzado a llevar. Dentro de los programas específicos, pensamos llevar adelante programas de observación exhaustiva (toda la lunación) de áreas muy específicas (el primer candidato es el cráter Herodotus).

2.- Seguir divulgando las novedades científicas relacionadas con la Luna en nuestro sitio web.

3.-Coordinar con otras secciones de la LIADA observaciones conjuntas y eventualmente proyectos científicos conjuntos.

4.-Seguiremos fomentando la participación de los astrónomos de las asociaciones afiliadas en la LIADA en los programas de observación lunar de asociaciones internacionales, según el modelo de colaboración actualmente instrumentado con la ALPO.

5.-Realizar un segundo encuentro de astronomía lunar.

6.-Realizar una jornada de observación lunar latinoamericana.

Alberto Anunziato

Coordinador General

Sección Lunar

Se registra el lento alejamiento de la Luna

Una estructura fosilizada registra el lento alejamiento de la Luna respecto de la Tierra

por Amelia Ortiz · Publicada 8 febrero, 2018 ·
8/2/2018 de CU Boulder / Geophysical Research Letters


La Luna posee un abultamiento ecuatorial fósil, una estructura que solidificó hace más de 4 mil millones de años. Fuente: UC Boulder.

Un estudio proporciona datos nuevos sobre el abultamiento ecuatorial excesivo de la Luna, una estructura que solidificó hace más de 4 mil millones de años, mientras la Luna se alejaba gradualmente de la Tierra. La investigación determina los parámetros relacionados con la rapidez de recesión de la Luna y sugiere que la hidrosfera del planeta naciente no existía o todavía estaba congelada en aquél momento, apoyando de manera indirecta la teoría de que el Sol era más débil , emitiendo alrededor de un 30 por ciento menos energía que en la actualidad.

La Luna se aleja de la Tierra actualmente a un ritmo de 4 cm por año, según las observaciones realizadas con láser en espejos lunares instalados por la misiones Apollo. La recesión es resultado de la interacción gravitatoria o de marea entre la Tierra y la Luna. El mismo proceso frena la rotación de la Tierra y aumenta la duración del día. Sin embargo, la recesión de la Luna primitiva es todavía desconocida en gran parte.

La rotación de la Luna la achata por sus polos y produce un abultamiento en su ecuador. El abultamiento tendió a reducirse ajustándose a la disminución de la fuerza de rotación mientras se alejaba de la Tierra y reducía su ritmo de rotación, hasta que la Luna se enfrió, quedando solidificado con un abultamiento permanente en su corteza, creando el llamado abultamiento fósil.

Utilizando un modelo dinámico, Shijie Zhong (CU Boulder) y sus colaboradores determinaron que la formación del abultamiento fósil fue muy lenta, durante varios cientos de millones de años, y en una época en la que no existía agua líquida en la Tierra que pudiera disipar energía en respuesta a las fuerzas de marea.

[Fuente]

Rayos de anortosita en el borde de Anaxágoras

Traducción del texto aparecido en “The Lunar Observer” de Febrero 2018

A colongitud 84.1º, iluminación de 99.4%, los rayos brillantes son el espectáculo por excelencia de la superficie lunar. A menudo se ha comparado a Anaxágoras con Tycho por su sistema de rayos brillantes, extenso y simétrico, aunque en el caso de Anaxágoras nos contentamos con imaginar los rayos que se extienden por la cara oculta, ya que al estar cerca del polo norte no son visibles desde nuestro planeta.

A la izquierda debajo de Anaxágoras está Timaeus, que parece tener la forma de un cráter de rayos brillantes, cuyos rayos se confunden con los de Anaxagoras pero se distingue su manto de eyección. Pero Timaeus no está en la lista de cráteres de rayos brillantes de ALPO, por lo que debe ser una ilusión causada por la luna llena.

A pesar de la magnificencia de las eyecciones de Anaxágoras, lo más interesante de la imagen se planteó inicialmente como un enigma. ¿Dos rayos brillantes surgen del centro del cráter y se extienden hacia afuera? Lo primero que pensé fue que eran un artefacto de la imagen, pero en el video que dio origen al apilado (obtenido con AutoStakker) se percibían, aunque débilmente. Busqué y busqué en mis pocos libros (aquellos que nos acercamos a los 50 buscamos primero en los libros)… nada. Así que di el paso de Google… nada. Hasta que probé a buscar imágenes de Anáxagoras y encontré la Lunar Picture of the Day (LPOD) del 28 de mayo de 2012 (https://lpod.wikispaces.com/May+28%2C+2012 ), en la que pueden verse “dos zonas anchas de material en la pared oeste que continúan más allá del borde de la pared exterior”, en palabras de Chuck Wood, “muy probablemente las zonas en la pared son material brillante (por ende anortosita) eyectado durante la formación del cráter”. Lo que yo había considerado como material brillante por ser material pulverizado en la eyección, era brillante per se, al ser el tipo más antiguo de roca lunar, el material que formó la corteza lunar y que se conserva en la superficie de las tierras altas. Quizás el brillo de estos extraños rayos se deba a ambos motivos: 1) material intrínsecamente brillante, anortosita eyectada desde la corteza por un impacto copernicano, y por eso reciente (que Wood considera oblicuo), 2) material que todavía no se ha oscurecido por el clima espacial, como todos los rayos brillantes. Por eso es que ambos rayos interiores aparecen más brillantes que el pico central, que también sabemos que es puro anortosita.  NASA había seleccionado el pico central de Anaxagoras como una Region of Interest para el cancelado Programa Constellation, ya que obtener muestras de esa área era una oportunidad de acceder a la corteza lunar original.

Estos dos extraños rayos interiores apuntan hacia el área entre Philolaus y Mouchez en la que impactaron las sondas gemelas GRAIL el 17 de diciembre de 2012.

Name and location of observer: Alberto Anunziato (Oro Verde, Argentina).

Name of feature: Anaxagoras.

Date and time (UT) of observation: 12-03-2017-04:14.

Size and type of telescope used: 105 mm. Maksutov-Cassegrain (Meade EX 105).

Medium employed (for photos and electronic images): QHY5-II.